Seleccionar página

Maravillas naturales

Indudablemente el Ártico es un lugar misterioso y lleno de maravillas naturales que no se presentan en cualquier parte del mundo. El simple hecho de mirar al cielo en la noche ártica es una experiencia única, pues una atmósfera totalmente limpia y despejada con vista a millones de estrellas, es imposible de admirar en una agitada ciudad con cientos de rascacielos, contaminación y espacios iluminados.

Seguramente habrás escuchado sobre las hermosas Auroras boreales. Sin duda son espectaculares, pero existen otras obras de la naturaleza que resultan igual de sorprendentes.

Día Polar

También es conocido como sol de medianoche y es posible observarlo en las fechas próximas al solsticio de verano que se presenta entre el 20 y el 22 de junio. Esto también ocurre en el continente Antártico pero tiene algunas características diferentes.
En un día polar septentrional, el astro brillante es visible durante 24 horas o más y a pesar de que se considera un fenómeno polar, la realidad es que también puede ser visto 90 km fuera del círculo polar ártico, por lo que algunas comunidades humanas asentadas en esas regiones pueden vivir la experiencia de irse a dormir a plena luz del día.

Noche Polar

El fenómeno contrario al día polar se conoce como Noche polar, donde el sol no se hace visible durante 24 horas o más. No en todas las regiones donde ocurre este fenómeno el cielo queda totalmente oscuro; en algunas partes existe una cierta claridad crepuscular que no alcanza ni a iluminar completamente ni a oscurecer totalmente; esto se conoce como Crepúsculo polar. Existen algunos otros tipos de noches polares que varían de acuerdo al posicionamiento del sol.

Hermosa aurora boreal

Hermosa aurora boreal

Aurora Polar o Boreal

Tal vez sean los fenómenos polares de los que más hemos escuchado. Estos se presentan tanto en el hemisferio sur como en el norte, pero los primeros son llamados auroras australes y los septentrionales se conocen como auroras boreales, que son los que explicaremos.

  • ¿Por qué ocurre este fenómeno?

Todo comienza a millones de kilómetros de la tierra, es decir, desde el sol. Las reacciones naturales de esta enorme estrella expulsan nubes de gases que pueden llegar hasta nuestro planeta. Si una de esas masas gaseosas logra llegar, choca con el campo magnético terrestre y da lugar a un enorme destello de luz que se extiende un millón de kilómetros en dirección opuesta al sol. Una nube de gas solar puede tardar en llegar a la tierra de dos a tres días.

Las auroras boreales pueden ser verdosas, rojizas y de tonos amarillos o azules; todo depende del nivel concentrado de moléculas de oxígeno y nitrógeno que reúnan.
Cabe mencionar que este espectáculo natural puede ocurrir en cualquier parte del año y en cualquier momento del día, solamente que debido a la luz solar es casi imposible percatarse de su aparición.

  • ¿Tiene algún riesgo para la vista?

No. Mirar una aurora boreal no representa ningún riesgo.

Whiteout

Whiteout

Whiteout

Este es un fenómeno común en el que el cielo y la superficie firme adquieren un color uniforme, haciendo que se pierda el contraste entre uno y otro. El suelo blanco y los fuertes vientos que hacen que la nieve se disperse por el aire es muy común en tales regiones. Esto ha desorientado a investigadores y aviones, pues se pierde la capacidad para medir alturas o distancias, lo que resulta muy peligroso.

Estos son algunos de los fenómenos árticos más sorprendentes y únicos, donde todo puede verse con más claridad gracias a la pureza del aire. Lejos de ser un simple lugar cubierto de nieve, el Ártico es un maravilloso sitio lleno de espectáculos inusuales para nuestros ojos.